Así lo afirmó el presidente de Edesur, Juan Carlos Blanco, tras la firma un acuerdo con el Municipio de Quilmes por medio del cual la intendencia cedió transformadores a cambio de que la compañía lleve adelante obras de infraestructura eléctrica en cuatro barrios del partido durante el segundo semestre de 2021.

Esto demandará una inversión por parte de nuestra compañía de $ 38.530.000 en obras que mejorarán la calidad del servicio de los barrios La Esperanza Grande, Santo Domingo, Villa Luján y Gendarmería.  Además de la mejora en la calidad de la red, se normalizará el servicio a unos 560 vecinos que pasarán a tener medidores y una conexión segura.

Del acto de firma participaron la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza; el presidente de Edesur, Juan Carlos Blanco y por el Ente Regulador de la Energía Eléctrica (ENRE), Jonathan Simón; coordinador de Gestión.

“Estamos muy contentos con este acuerdo que permitirá solucionar problemas en cuatro barrios y es una demostración de cooperación público-privada”, señaló Blanco.

Por su parte, la intendenta Mayra Mendoza destacó que el acuerdo “beneficiará a miles de vecinos y vecinas” y se interesó por conocer el plan de obras y de inversión de nuestra empresa para mejorar el suministro de luz para los quilmeños.

En 2015, como parte del “Plan Más Cerca Eléctrico”, el Municipio de Quilmes adquirió transformadores que nunca fueron utilizados por la gestión anterior. La iniciativa contemplaba la realización de obras de infraestructura eléctrica por parte de los municipios con recursos del Estado Nacional.  El acuerdo firmado hoy establece que el ENRE actuará como fiscalizador y controlador técnico del plan de trabajo acordado por las partes.

Sabemos que la mejor energía es la que llega a todos y celebramos este acuerdo con el Municipio de Quilmes, donde contamos con más de 180 mil clientes en un área de 125 kilómetros.