La fuerte embestida que han iniciado numerosos empresarios, con un final incierto y denuncias de todo calibre que se avecinan algunas de las cuales ha empezado, ante la inacción de la Unión Industrial de Quilmes (UIQ) en el tema Parque Industrial (ver nota principal), ha causado a comienzo de semana su primer víctima. Se trata de la vocal Sandra Torres, quien no quiso dar a conocer los motivos públicamente. Fuentes de la UIQ sostienen que no sería la única renuncia.