El gobernador, Axel Kicillof, promulgó la ley que crea un Régimen Simplificado de Ingresos Brutos para un millón de monotributistas y la que establece un Régimen de regularización de Deudas Impositivas con la Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) para deudores de impuestos patrimoniales del 2020 y agentes de retención, con quita de multas e intereses.

Las normas publicadas este viernes en el Boletín Oficial del distrito, que habían sido giradas a la Legislatura por el Poder Ejecutivo en marzo como parte del Plan de Recuperación Productiva 2021, fueron sancionadas el martes por el Senado bonaerense y la semana pasada por la Cámara baja.

El Gobernador además explicó que el segundo de los planes de regularización se orientará a agentes de recaudación que no ingresaron fondos retenidos en sus operaciones con contribuyentes de Ingresos Brutos, beneficiando a alrededor de 3.800 empresas, en su mayoría pymes.

En ese sentido, la segunda moratoria abarcará aquellas obligaciones de Ingresos Brutos y Sellos devengadas o vencidas al 31 de diciembre de 2020 e incluirá la condonación de multas, intereses y recargos, que también estará segmentada según el tamaño del contribuyente.

De esa manera, los mayores beneficios se destinarán a las micro, pequeñas y medianas empresas. En concreto, se prevé que la quita para microempresas será de 90%; para las pequeñas, 80%; medianas, 70%; en tanto que para el resto será de 10%.

Por su parte, el régimen simplificado de Ingresos Brutos para alrededor de un millón de monotributistas establece que a partir de ahora empezarán a abonar una suma fija por mes de acuerdo a su categoría y no deberán presentar más la declaración jurada en forma mensual.

En paralelo, la propuesta establece, entre otros cambios, que los contribuyentes no tendrán la obligación de presentar declaraciones juradas mensuales de Ingresos Brutos en las oficinas de ARBA y que tampoco se le aplicarán retenciones.

El titular de ARBA, Cristian Girard, explicó en las últimas semanas que estas medidas “van en línea con el trabajo que venimos haciendo desde el inicio de nuestra gestión para atender la crisis productiva que encontramos en 2019, y se amplificó con la pandemia”.

“Así, continuamos reduciendo la presión sobre las pymes y acompañando a todos los sectores con nuevos beneficios que alcanzarán a más de 4 millones de contribuyentes”, graficó Girard y remarcó: “Es central retomar el crecimiento para poder volver a generar empleo y reconstruir los ingresos populares”.