El joven dirigente Matías Festucca, hombre del riñón de Anibal Fernández, salió este miércoles a marcar una clara posición política luego de la derrota del último domingo, donde fue el compañero de fórmula de Gustavo Frasquet.

Tres frases cortas, pero que en un punto marcarían un arranque de "buena relación" con el oficialismo en el Cervecero.

  • "Sería una locura que alguien de nuestra lista plantee la idea de no asumir las responsabilidades que nos tocó como primera minoría del Club. Antes que nada, está Quilmes....Nuestro amor por el Club es de carácter permanente".
  • - "Plantear internas y chismes de pasillo con la realidad que vive Quilmes es una locura. Las elecciones ya pasaron y todos tenemos que dar una mano en lo que podamos".
  • "La pasión nos tiene que servir para ser mejores, no para dividirnos. El Club necesita de todos..."