La causa IPP N° 13-00-007640-21 – EJERCICIO ILEGAL DE LA MEDICINA – USURPACIÓN DE TÍTULOS Y HONORES – ENCUBRIMIENTO AGRAVADO, es investigada por el fiscal quilmeño Saizar, quien avanzó en la detención de Zapata a raíz de varias denuncias detectadas en redes sociales, las que daban cuenta de la presencia dentro del ámbito jurisdiccional de un masculino que se desempeñaba de manera alternada en distintos nosocomios de la zona.

Tras meses de investigación, efectivos policiales detuvieron a un falso médico que atendía en la multidenunciada Clínica Materno Infantil Brandsen del centro quilmeño. Jorge Zapata tenía pedido de captura de la Justicia de San Martín y era investigado también en CABA. Por el hecho, interviene la UFI 5 a cargo de Jorge Saizar.

Al conocerse la detención, fuentes de la investigación explicaron que Zapata “se encuentra en la actualidad ejerciendo como médico de distintas especialidades (traumatología, pediatría y clínica), determinándose además que dicha actividad la lleva a cabo de manera esporádica y en horarios discontinuos, a fin de no ser detectado, esto en razón de que dicho sujeto, además de ejercer ilegalmente la medicina, también posee impedimentos legales sobre su persona, pesando sobre él un pedido de captura activo de fecha 20/09/2020 en Causa N° 2066 a solicitud del Tribunal Oral Criminal Federal N° 4 de San Martín por el delito de encubrimiento agravado. Además de este impedimento legal también se pudo establecer que este sujeto fue investigado en la Ciudad de Buenos Aires por delitos relacionados con Infracción a la Ley 23737, habiendo sido condenado y siendo beneficiado por el cumplimiento morigerado de la pena mediante la modalidad de arresto domiciliario (utilizando actualmente una tobillera electrónica)”.

El médico falso trabajaba en el sanatorio ubicado en Brandsen N° 128 de Quilmes, por lo que se utilizó un ardid consistente en infiltrar entre los pacientes a operativos de esta DDI, quienes fueron atendidos por el “falso médico”, quien no solamente llevaba adelante su teatro simulando la atención a pacientes, ya que, además, extendía certificados y recetas médicas utilizando sellos apócrifos de distintos galenos reales. Administrando y suministrando medicación a jóvenes, adultos y niños, poniendo en alto riesgo a sus víctimas con su inescrupuloso accionar, detallaron.

Por lo que se desplegó un operativo encubierto, con personal mimetizado con los habituales pacientes del nosocomio, labor que dio sus frutos logrando hacer efectiva la detención de Jorge Daniel Zapata por los delitos de “ejercicio ilegal de la medicina – usurpación de títulos y honores y encubrimiento agravado”.