Apenas el árbitro pitó el final de partido Quilmes 3 – Almirante Brown 1, los jugadores visitantes se le fueron al humo al periodista Alberto Callegari para “cagarlo a trompadas”, como se escuchó decir.  Enardecidos, algunos sostenían que el periodista “es hincha cervecero”, y por tal motico habria insultado a un jugador durante el encuentro, algo queescucharon sus compañeros. Afortunadamente, el asunto no pasó a mayores de casualidad, ya que el reflejo de algunos dirigentes de Quilmes pudo salvar a Callegari.