La situación de la Escuela Primaria 81 de Quilmes sigue sin clases, y los padres, como no puede ser de otra manera están que trinan. El principal problema ahora no es la cuarentena, sino el estado edilicio que los directivos no logran poder solucionar. Baños rotos, falta de gas, etcétera…

Mientras se tiran la pelota unos a otros, los alumnos terminarían este segundo año sin clases.

Lo más llamativo como sostienen las familias del colegio, es que “en el mismo establecimiento está la escuela secundaria que funciona y que abre sus puesta normalmente, mientras que la primaria nada”.

 

CARTA DE LOS DIRECTIVOS DE LA ESCUELA

A la Comunidad Educativa de la E.P. Nº 81
Estimadas Familias:
En este momento tan delicado que nos toca vivir, y dada la imposibilidad de la vuelta a la presencialidad como todos desearíamos se hace necesario comunicarnos para ponerlos al tanto de las últimas gestiones que la Escuela está llevando adelante para restablecer la asistencia a clases lo más rápido posible.
En primer lugar queremos hacer saber que el impedimento NO se debe a la falta de suministro de GAS solamente. Si bien continuamos sin tener gas y ante los días de tan bajas temperaturas se deberían suspender de todos modos las clases (como sucede a diario en muchas escuelas), es importante que Uds sepan que hay otras cuestiones que establece el PLAN JURISDICCIONAL PROVINCIAL y que es obligatorio que estén en condiciones para asegurar y autorizar el dictado de clases.
En este sentido, desde hace mucho tiempo que la Dirección de la Escuela viene informando, sistemática y periódicamente y reclamando a las autoridades que tienen competencia para resolver los problemas de infraestructura del edificio. Por fuera la escuela se ve hermosa, cuidada y sin ningún problema aparente. Al interior de la misma hay situaciones estructurales de cuidado que, al no resolverse e ir pasando el tiempo se van agravando y
empeorando. Dichas situaciones tienen que ver con problemas serios en los techos (no sólo por filtraciones sino por
rajaduras), con problemas en la instalación eléctrica y también en el suministro de agua. Con algunos de estos problemas se puede convivir (y de hecho lo hemos hecho en los últimos años muchas veces) si hay falta de agua pero de alguna canilla sale agua, nuestra escuela NO SUSPENDE LAS CLASES. PERO PARALELAMENTE SIGUE RECLAMANDO Y SOLICITANDO LA SOLUCIÓN, UNA Y OTRA VEZ.
Otros problemas no se pueden ignorar si estos implican una situación de riesgo para nuestros niños y/o personal docente y auxiliar. Es bajo la responsabilidad del Director que las cosas suceden y es justamente desde Dirección que se ha solicitado una evaluación de riesgo edilicio al respecto.
Lo más importante es hacerles saber que todos ustedes conocen la cultura institucional DE NUESTRA QUERIDA ESCUELA, saben que esta Dirección NO SUSPENDE LAS CLASES NUNCA, A MENOS QUE SE TRATE DE
UNA SITUACIÓN DE FUERZA MAYOR. Y también creemos que saben que hacemos todo lo posible por velar por la
seguridad de nuestros niños mientras estén dentro de la Escuela.
Queremos transmitirles que todas las autoridades están al tanto de la situación, se han realizado las visitas correspondientes y se están agrendando nuevas inspecciones. Permanentemente la Directora conversa y se
entrevista con las personas que tienen responsabilidad sobre las escuelas y se lleva adelante un trabajo diario y MUY
CUIDADOSO para tratar de encontrar respuestas DE INMEDIATO A TODOS LOS PROBLEMAS. Esta misma mañana se conversó nuevamente con la presidente de Consejo Escolar para conocer el estado actual de las gestiones y de los legajos iniciados.
Toda esta información es sólo a los efectos de llevar un marco de cierta tranquilidad a las familias porque sabemos y entendemos el descontento y la preocupación, y la entendemos porque la compartimos y TODOS queremos estar en la escuela, y que nuestros chicos puedan estar aprendiendo más y mejor. Y en ese camino nos encontramos trabajando silenciosa pero ENFÁTICAMETE. NO TENGAN DUDAS SOBRE ELLO. Y esperamos que todo esto se resuelva lo más pronto posible para poder reencontrarnos nuevamente de manera presencial como lo establece
el contexto actual y volviendo poco a poco a la tan deseada normalidad cuidada.
Con el afecto y respeto de siempre, nos quedamos a vuestra disposición.
Equipo Directivo y
todo el equipo institucional