El Tribunal Oral en lo Criminal 3 de Lomas de Zamora fijó fecha para la audiencia preliminar, paso previo para dar inicio al histórico juicio por la denominada Masacre de Wilde. Hecho ocurrido en 1994 que tiene como imputados a nueve ex policías de la Bonaerense.
Los jueces Jorge Omar Camino, Claudio Fernández y Marcelo Hugo Dellature, escucharán a la fiscal, los abogados de las familias de las víctimas y de los imputados el próximo 6 de diciembre, a las 10, en los Tribunales de Lomas de Zamora.
“La audiencia preliminar tiene como finalidad procesal establecer, bajo la dirección del Tribunal, cuáles serán las pruebas que habrán de producirse en el juicio, cuya fecha de inicio darán a conocer después de este paso, y que muy probablemente será para principios del año 2020”, informaron fuentes judiciales.
La denominada Masacre de Wilde ocurrió el 10 de enero de 1994. Un grupo de policías, sin justificación alguna, persiguió dos autos y mató a cuatro personas: Edgardo Cicutín, Norberto Antonio Corbo, Héctor Bielsa y Gustavo Pedro Mendoza. Y una quinta persona, Claudio Díaz, logró sobrevivir pese a que la patota policial intentó también su asesinato.
En representación de la víctima Raquel Gazzanego, viuda de Edgardo Cicutín, y de sus hijos, intervienen los abogados. Ciro Annicchiarico y Pedro Serra; por la familia de Norberto Corbo lo hace el abogado Gustavo Romano Duffau, por Ezequiel Cicutín, hijo de Eva Ferreri (F), madre de Edgardo Cicutín, intervendrá el Alberto Palacio; y por los familiares de la víctima Gustavo Mendoza lo hará Eduardo Félix Michau.
Los procesados que van camino a juicio oral son los ex funcionarios policiales Roberto Oscar Mantel, Hugo Patricio Reyes, Osvaldo Américo Lorenzón, Julio César Gatto, Marciano González, Pablo Francisco Dudek, Eduardo Ismael Gómez, Marcos Ariel Rodríguez y Mar-celo Daniel Valenga.
Defensores de los procesados son los abogados Javier Leira, Defensor Particular, quien asiste al procesado Valenga, la defensora oficial Marta Celeste Vázquez, quien asiste al procesado Marcos Ariel Rodríguez y Liliana Martínez, defensora particular, quien defiende al resto.
Con esta decisión de realizar a fin de año la reunión preliminar, la Justicia se encamina para que en el 2020 se inicie el demorado juicio para determinar las responsabilidades de los funcionarios policiales que participaron aquel 10 de enero de 1994 en Wilde.