Así lo afirmó el presidente del Concejo Deliberante y del Partido Justicialista de Berazategui, Juan José Mussi, encabezó un acto para recordar a los militantes caídos durante el levantamiento de la Resistencia Peronista de 1956. Acto que fue organizado por la Comisión Permanente de Homenaje a los Mártires del 9 de junio de 1956.
En el Cementerio de Ezpeleta, con el acompañamiento de dirigentes y agrupaciones peronistas políticas y sociales de Berazategui, Quilmes y Florencio Varela, Mussi afirmó que “recorrí toda la Provincia difundiendo los 10 mandamientos de la unidad peronista, porque esa es la clave, al igual que la humildad y el renunciamiento”.
En la misma línea, el histórico dirigente justicialista de la Regiòn afirmó que “un ejército no puede estar formado solo por generales, porque los que ganan la batalla son los soldados, compañeros. Necesitamos recuperar el poder, no pelearnos por ningún cargo, porque cualquier cargo en el peronismo es un honor”.
“Hoy, a 62 años de aquellos fusilamientos, debemos recordarlos a través de la unidad de nuestro partido, porque esa es la base de nuestra ideología. Dejemos a un lado todas las diferencias y unámonos como compañeros que somos. No tenemos que esperar al año que viene los peronistas para juntarnos. No dejemos que pase un minuto más”, y agregó: “No hablemos de traidores, sino de equivocados; hay que abrazarlos y traerlos de vuelta para recuperar el poder. Como siempre digo: para un peronista no hay mejor que otro peronista”.
Participaron del acto, además, Ramón Pablino Moreira, sobreviviente de la represión de la autodenominada Revolución Libertadora que en 1955 derrocó al gobierno de Juan Domingo Perón; el exintendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez; en representación del Partido Justicialista de Florencia Varela, la delegada municipal de Bosques, Mariana Corrales; el presidente del Partido Justicialista de Quilmes, Ernesto Salvatierra; y el exsenador provincial, Alberto De Fazio; entre otros dirigentes y concejales berazateguenses y quilmeños.