El intendente de Berazategui, Juan José Mussi,  avanza con un Plan de obras para mejorar la infraestructura vial de la ciudad y, de esta manera, favorecer la circulación de los vecinos y vecinas. Así es como, mediante fondos provenientes del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, se dio inicio al trabajo de repavimentación y construcción de desagües de la Av. Milazzo entre la calle 363 y Av. Ranelagh.
Nidia Fretes, ingeniera civil de la Secretaría de Obras Públicas local, describió: «Se está desarrollando una obra de desagües pluviales, sumideros y pavimentación de hormigón de 8 metros de ancho interno con cordones integrados. La obra inició en septiembre, se comenzó con las excavaciones desde la calle 363 hasta 364». Y adelantó que «se estima finalizar estos trabajos entre abril y mayo de 2022».                 También, Fretes informó que «se están construyendo desagües que se unen al existente en la avenida Milazzo. Las tareas que se desarrollan en esta etapa implican la colocación de cañerías de hormigón de 0,80 metros de diámetro, con sumideros para derogar las aguas».
Asimismo, la Ingeniera adelantó: «Posteriormente se continuará con el paquete estructural de pavimento, que consta de una capa de suelo seleccionado de 0,20 metros de espesor, una capa de suelo cemento de 0,15 metros de espesor; y  el pavimento de hormigón, que consta de 0,20 metros de espesor y cordones integrales».
«La avenida Milazzo es troncal, une la parte periférica del Municipio y lleva tránsito pesado. Esta obra era necesaria para dar continuidad a las tareas iniciadas en la calle 359, reducir el tránsito pesado en las zonas urbanas del distrito y generar una mejor circulación vehicular», evaluó Fretes.