El viernes de la semana pasada se produjo una suerte de raid delictivo en la playa de estacionamiento del Hospital “Isidoro Iriarte” de Quilmes.

Como si “cazaran en el zoológico” los delincuentes lograron romper las puertas de 3 vehículos pertenecientes a trabajadores del nosocomio para saquearlos por completo.

En el lugar no hay custodia policial y desde hace aproximadamente un año y medio, la mayoría de las cámaras de vigilancia   están apagadas por falta de mantenimiento, convirtiendo la zona en tierra de nadie. Tampoco hay iluminación, convirtiendo a la plata de estacionamiento en tierra de nadie, o mejor dicho; en tierra fértil para el delito.

“Además de sufrir condiciones laborales y salariales indignas, debemos padecer la inseguridad en nuestro propio ámbito de trabajo” –señalaron los trabajadores del Iriarte.

El robo en vehículos de la semana anterior no fue el único. Según los empleados y profesionales del hospital; se trata de una suerte de “mal sistémico” dado que es común que todas las semanas aparezcan vehículos abiertos y vandalizados a los que les roban pertenencias del interior, stereos o pantallas, ruedas de auxilio o colocadas.

Pese a las reiteradas quejas y reclamos del personal, el director del Hospital; Juan Fragomeno; no ha hecho absolutamente nada por tomar alguna medida que prevenga este tipo de hechos ni ha convocado a las víctimas expresar al menos, su solidaridad.

Fuente: QuilmesAhora