El ex funcionario barbista de Quilmes, Guillermo Robledo, investigado judicialmente en una causa federal que lleva Luis Armella por el manejo de cooperativas en Quilmes, tuvo el ánimo de aconsejar en sus redes sociales tendría que ser el titular del Banco Central. Y todo sin esconderse ni ponerse colorado. Un fenómeno de caradurez.