Los puestos de madera que tanto dieron que hablar en la gestión del ex intendente Francisco Gutiérrez -afortunadamente- no están más.

Aquella vieja toldería sólo quedará en el recuerdo.

Hace horas, numerosos trabajadores de Servicios Públicos de la Municipalidad de Quilmes desarmaron y retiraron los viejos y ruinosos escaparates de la Feria de los Artesanos que estaban en la Plaza de la Estación de Quilmes.
Según se informó, el retiro de los puestos es el primer paso para una remodelación completa y la propia puesta en valor de este espacio público. Y se explicó que el lugar estaba abandonado y casi sin uso, además de servir por las noches de guaridas de banditas de delincuentes.