El Auditorio de la Sede Piñeyro se vistió de gala para ser el escenario de un nuevo Acto de Colación de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). Ceremonia en la que estudiantes de diferentes carreras de grado, pregrado y posgrado recibieron sus títulos de manos de las autoridades. Acto encabezado por el rector de la Casa de Altos Estudios Jorge Calzoni.
“No forma simplemente técnicos y profesionales, sino ciudadanos y ciudadanas con pensamiento crítico y capacidad de transformar la realidad, esa realidad que nos duele y que hemos padecido en este tiempo”, aseguró Calzoni.
Sobre el acto académico, afirmó que “hoy podemos decir que esta comunidad de la UNDAV es una comunidad de amigos y amigas que hacen del compromiso una tarea hacia el futuro, con graduados/as que van creciendo a partir de nutrirse entre pares”, quien también aprovechó para referirse al centenario del natalicio de Eva Perón -“una luchadora de los derechos de todas y todos”- y el 70° aniversario de la gratuidad universitaria. “Somos hijos de la Universidad Obrera que este año cumple 70 años, somos hijos de la gratuidad universitaria, de la Reforma del 18 y del Cordobazo”, enfatizó en medio del aplauso del público.
Seguidamente, la primera graduada de la Maestría en Estéticas Contemporáneas Latinoamericanas, Magíster María Cecilia Noriega, expresó que “graduarse en una universidad pública como la nuestra conlleva una responsabilidad social y política ineludible”. Y agregó que “queda mucho por trabajar -con toda la fuerza del corazón y muy feliz en este nuevo período de gobierno- por una Patria Grande, igualitaria y emancipada”.
Luego, el reciente graduado de la Tecnicatura en Periodismo, Luca Guillen, dirigió unas palabras en nombre de sus compañeros/as para expresar su sentir en tan grato momento: “La UNDAV es para muchas y muchos una casa, un lugar de encuentro, de trabajo, de estudio, de construcción política, debate de ideas, amistad y compañerismo. Debemos reconocer la capacidad de la UNDAV en lograr un espacio universitario que incorpora los saberes populares que surgen en los barrios que habitamos”, señaló.
Además, por parte del Club de Graduados -espacio que busca promover el intercambio de experiencias vinculadas al ejercicio laboral y a las tareas académicas para el aporte al campo profesional- Teresa Vera in-vitó a los graduados a que “formen parte de este club que los necesita para seguir creciendo, para hacer nuevos proyectos y ayudar colectivamente”. “Somos graduados de una Universidad del Bicentenario y del conurbano, lo cual debe ser para nosotros un orgullo”, enfatizó.