Los trabajadores papeleros de Kimberly Clark realizará este viernes 6 a las 18 horas en la plata de Espora 50 de Bernal un acto denunciando la amenaza de desalojo, luego de que la multinacional realizara una denuncia de usurpación, intentando llevar el conflicto laboral al campo penal. Mientras tanto, la empresa no da ninguna posición pública al respecto. Fuentes confiables de la firma le expresaron a este medio que “no quieren llegar con este conflicto hasta el nuevo gobierno, ya que tememos que las nuevas autoridades avalen el accionar de los empleados”.
Cabe mencionar que la instancia de mediación fue despreciada por Kimberly Clark, “ya que sólo mostró su intransigencia, sosteniendo unilateralmente su objetivo de cierre y despido masivo de 209 familias en planta Bernal”, dijeron los trabajadores.
En estos dos meses el gobierno y la Secretaría de Trabajo “han intentado desgastarnos con varias audiencias que no dieron ninguna perspectiva. Hace más de 10 días se presentó la denuncia correspondiente frente al envío de telegramas de despido en dicha Secretaría por más de 40 trabajadores que no aceptamos los retiros voluntarios, sin obtener respuesta alguna de la Secretaría de Trabajo, mostrando su rol cómplice con el cierre”.
Días atrás, los operarios han puesto la planta en marcha donde buscaron demostrar la viabilidad de la fábrica, realizando donaciones a comedores, escuelas y hospitales con los productos que se han ido elaborando.
Asimismo, reclaman la conformación de una mesa de trabajo con los futuros funcionarios próximos a asumir y los representantes de los trabajadores de Kimberly Clark Bernal, para elaborar un plan productivo de reapertura inmediata.