Ante los hechos de inseguridad que afectan a Argentino de Quilmes, desde la agrupación Celeste y Blanca se ponen a disposición de la Comisión Directiva para buscar soluciones a esta problemática de la inseguridad y la poca eficacia de las autoridades policiales y de la emblemática institución deportiva.

“Son una comisión de facto, porque la Asamblea en la que ellos dicen que fueron proclamados nunca fue aprobada por Personería Jurídica, y la documentación no está porque fue secuestrada en el último allanamiento que se hizo al club”, explicó uno de los socios que buscan respuesta a este medio.

Actualmente, el Club es presidido por César Sosa, quien era el segundo del detenido Daniel Zisuela, apresado en una causa por corrupción de menores.

Hace menos de tres semanas, numerosos socios difundían esto: