Junto a sus pares del Frente Sindical Walter Correa (Curtidores) y Hernán Escudero (SADOP), el tesorero de la UOM Quilmes, Adrián Pérez, participó de diferentes encuentros en los que se brindó su apoyo a los candidatos a intendentes del Frente de Todos Nicolás Mantegazza (San Vicente), Edgardo Depetri (Lanús) y Mayra Mendoza (Quilmes).
La ronda de reuniones comenzó el días atrás en la histórica Quinta de Juan Domingo Perón ubicada en San Vicente. Allí, compartieron su apoyo con el candidato a Intendente del Frente de Todos, Nicolás Mantegazza. Y se pusieron a disposición para recuperar el distrito que actualmente gobierna Cambiemos.
En Lanús, se realizó una cena organizada por la Agrupación Eva Perón en la cual el Frente Sindical apoyó la candidatura de Edgardo Depetri. Mientras que el sábado al mediodía, en el Club SAETA, Adrián Pérez acompañó a la candidata a Intendente Mayra Mendoza durante el almuerzo que se realizó con el candidato a Presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández.
“Fueron charlas en las que giró la discusión en poner de nuevo arriba el trabajo argentino. Sin mano de obra ocupada en los barrios crece la inseguridad, las enfermedades por no tener dinero para medicamentos. La falta de dinero para abastecerse todo el mes genera chicos mal alimentados que no estudian. Todas cosas que este gobierno agravó”, explicó Pérez en diálogo con este medio.
A lo que agregó: “Como dice Alberto, donde había problemas este Gobierno los agravó y donde no los había los generó. Todas las decisiones que tomaron fueron equivocadas. En el 2017 empezaron a mostrar lo que realmente son con la reforma previsional, tributaria, y no pudieron avanzar con la reforma laboral. Es un gobierno de mentira, donde todo lo que prometió no cumplió nada: Pobreza cero, la baja del impuesto a las ganancias, lo que no iban a tocar que el gobierno anterior hizo bien, como la ciencia y tecnología, educación, la ayuda a la familia como el plan cunita, que dejaron pudrir las cunas en los depósitos y no las entregaron. Es un odio visceral a las clases más bajas. Es un odio de clase el que tienen”.
Al hablar del futuro, el dirigente gremial aseguró que “ahora viene la esperanza, porque el pobre y el humilde no sabe odiar. Sabe de pasarla mal de sufrir. Pero odiar no, porque si tiene necesidad sabe compartir, cortar el pan para darle al vecino y compartir el mate cocido. El que menos tiene sabe lo que es el amor. Como dice el Papa Francisco, hay que aprender de los pobres porque tienen mucho amor para dar, no hay que mirarlos con asco. Es por eso que tenemos esperanza. Tenemos esperanza de ganar en Quilmes, en Lanús, en San Vicente. Ganar en la Provincia, en la Nación; con Mayra, con Nico, con Edgardo, con Axel, Verónica, Alberto y Cristina, para que la Argentina vuelva a ponerse de pie”.