Vafa Vial era una empresa que se dedicaba a hacer calles, entre otras obras de envergadura, la gran parte de estos trabajos los venía realizando en el Parque Industrial a pedido de la Unión Industrial de Quilmes (UIQ). Vafa Vial no existe más, en gran parte por esta historia de estafas y cosas turbias.

Esta empresa había acordado con el entonces titular de la UIQ, Guillermo Gardella, en 2009, que como parte de pago de sus trabajos dentro del enorme predio del Parque Industrial de Bernal Oeste, recibiría un terreno: En la mitad de los trabajos el 50 por ciento del predio, y al culminar, la parte restante.

Al finalizar el 51% de los trabajos, Vafa Vial reclamó su mitad de terreno que tanto el cuestionado Ignacio Carpintero “El Jefe”, titular del Consejo de Administración del Parque Industrial, como Gardella, aceptaron cederle. Hasta aquí todo normal.

Ese año, Vafa Vial comienza a dejar de recibir los 600 mil pesos mensuales, y empieza su final…

Asimismo, Carpintero juntó a sus socios del Consejo de Administración del Parque Industrial  para romper el contrato con Vafa Vial. Lo hizo, como viene haciéndolo en muchos casos, a las apuradas y sin llamar a una Asamblea Extraordinaria, como debería haberse hecho.

Además, decide iniciarle a la empresa un juicio por incumplimiento contractual, pero lejos de amilanarse, Vafa Vial contrademanda a la UIQ por la deuda millonaria, incumplimientos y otras yerbas, y pide tomar posesión de su lote, ya que tenía su boleto.

Pero INCREIBLEMENTE algo sucedió. Carpintero, mandamás del Parque Industrial, adquirió llamativamente la misma parcela entregada a su contratista. Así es como apareció un segundo boleto de compra venta sobre la misma fracción. Gardella. como presidente de la UIQ de aquel entonces, también firmo esos boletos.

Toda esta arquitectura que armó el propio “Jefe”, que desde hace años sigue manejando el Parque Industrial como si fuese su casa, buscò tener su defensa en un mail que no inocentemente enviò a los empresarios, dueños de parcelas del Polo, donde propuso un canje entre ese conflictivo terreno con el de mejor ubicación dentro del predio, a un costo realmente irrisorio.

Otro escándalo de proporciones que seguirá en la Justicia…

Ampliaremos…

Impugnaron el balance de la Asamblea Ordinaria de la UIQ

  En la última Asamblea de la Unión Industrial de Quilmes (UIQ) fue impugnada la Memoria y el balance de la Entidad durante el ejercicio 2017, lo que genera (y generará) numerosos dolores de cabeza para el actual titular de la entidad, Horacio Castagnini.

Fue impugnado porque “las copias del balance tiene elementos inexactos de la situación patrimonial y económica de la UIQ”. Por ejemplo, señalaron los empresarios que hicieron la presentación: “Se vendieron terrenos del Parque Industrial y no se encontraron incluidos en el patrimonio de la Unión Industrial. Se vendió el mejor terreno del Polo Industrial en 490 mil dólares, cuyo valor supera largamente los dos millones de dólares”, dijeron.

Entre las empresas que buscan transparencia en las cuentas y movimientos, y que impugnaron la memoria y Balance de la UIQ, aparece Logística La Florida SRL, Ratawil SA y Refrescos Bernal.