La denuncia se presentó el pasado 28 de julio en la Comisaría Cuarta de Solano. Y fue radicada por el hermano de la presunta víctima, Sebastián Rojas, quien asegura que unos ocho efectivos policiales ingresaron en su domicilio en busca de su hermano, Juan Manuel Rojas, sin orden de allanamiento.

En su declaración testimonial realizada en la Comisaría Novena de Quilmes, Sebastián Rojas denuncia que recuerda haber visto cuatro patrulleros y unos ocho efectivos policiales rodeando a su hermano Juan Manuel Rojas, quienes le solicitan la documentación del vehículo estacionado en la vereda, por lo que el hermano ingresa a la casa y se niega a salir.

A esa altura, los efectivos policiales ingresan al domicilio sin orden alguna y se lo llevan demorado sin dar explicación, trasladándolo a la Comisaría Cuarta de Solano, e iniciándole una causa por “resistencia a la autoridad” y por haberse “fugado” del lugar. También se habría secuestrado el automóvil sin orden judicial.