Al menos cinco familias fueron evacuadas en medio de la sidestada de anoche sàbado en la Robera de Qiilmes. si bien muchas calles internas siguen intransitables por el agua, la situación ha mejorado ostensblemente en pocas horas, y si bien hay amenazas de lluvia, los vecinos se muestran algo más tranquilos y piden, por ejemplo, que la línea 278 finaice su recorrido en la terminal sobre Cervantes que permanece cerrada.