En la fábrica de harinas suspendieron a 40 trabajadores y peligra la continuidad de otros 140, mientras el sindicato de harinas mira para otro lado

Otra industria local padece la suspensión de trabajadores. Lo ocurrido en Gaelle y SIAM comienza a suceder en la emblemática fábrica de harinas Lagomarsino-La Caserita. La crisis generóque la empresa suspendiera a unos 40 trabajadores y peligra la continuidad laboral de otros 140 molineros.

Según se informó, sus trabajadores vienen padeciendo a suspensiones rotativas y descuentos en los salarios. Esto ha generado una enorme incertidumbre en el plantel laboral. El actual dueño Hernán Lagomarsino ha manifestado su intención de cerrar el molino ubicado al pie del Riachuelo, sin decir nada del futuro de los trabajadores que allí se encuentran.

Los trabajadores están en alerta y con la preocupación de perder su fuente de trabajo.