En las últimas semanas, numerosas tapas cloacales de hierro fueron sustraídas de la vía pública. Los delincuentes no hicieron diferencia de clase social. Simplemente se robaron las tapas, generando gran inseguridad en la comunidad ante los agujeros que quedan al descubierto y que en muchos casos pueden ocasionar accidentes fatales.