Así lo afirmó el intendente Juan Patricio Mussi durante el 50 aniversario de la Escuela Secundaria N ° 14 “Tristán Achaval Rodríguez”. Festejos que incluyeron una correcaminata con alumnos y docentes, y del show de la banda local “Aerosoles” y recorrió una muestra fotográfica que marcó los inicios de la escuela hasta la actualidad. Acto del que también participó del acto el presidente del Concejo Deliberante Juan José Mussi.

“Tenemos que pensar en los próximos 50 años de Berazategui, no solo de la escuela. En una Ciudad llena de valores, más que de asfaltos, porque Berazategui no es lo que es por un piso más o menos, es lo que es por su gente. Ninguno de los directivos habló de los contenidos de las materias como matemáticas, física o química, pero sí hablaron de solidaridad, trabajo, compañerismo y esfuerzo, eso que hace a la identidad de nuestro lugar”, expresó el Jefe Comunal.

Asimismo, Juan Patricio Mussi agregó: “A estas aulas vinieron los ex combatientes, por eso los apoyamos desde la Municipalidad para que se cambie el nombre de la escuela y así honrar a alguien de acá. No dudo de que Juan José (Mussi), desde el HCD que hoy preside, va a luchar para que la provincia de Buenos Aires cambie el nombre”.

El secretario de Educación berazateguense, Hugo Mazzola, manifestó que “como todo acto de cincuentenario, este tiene su particularidad, historia y nostalgia. Tengo muchos recuerdos: en esta institución creamos el bachillerato de adultos, que hoy está en discusión en todos lados. Junto con el Politécnico, fueron las dos escuelas nacionales que prestigiaron y siguen prestigiando al distrito”.

Por otra parte, el director, Orlando Sarancho, propuso cambiar el nombre de la escuela, Tristán Achaval Rodríguez, ya que fue impuesto durante la última dictadura militar a modo de homenaje a un abogado cordobés, nieto de un integrante de la 1° Junta, sin participación en la comunidad educativa. El objetivo es que pase a llamarse “Elbio Araujo” (ex alumno y héroe caído en Malvinas), marcando un antes y un después.

“De los alumnos que pasaron por el establecimiento, tenemos el orgullo de que hayan estado cinco ex combatientes de Malvinas, que fueron a defender nuestra soberanía. De ellos, volvieron 4, y el soldado caído fue Elbio Araujo. Queremos que la escuela lleve su nombre para destacar a una persona que dio su vida por nosotros y por la Patria”, afirmó Saracho.

El cierre estuvo a cargo de la banda “Aerosoles”, quienes fueron alumnos de la escuela y obtuvieron la medalla de plata en los Juegos Bonaerenses 2017.