En plena campaña, cualquier situación (y lugar) es bueno para intentar proyectarse, como lo hizo Fernando Pérez en una de las obras emblemáticas de su enemigo político, el ex intendente Martiniano Molina, todo en medio de la preocupación radical por las últimas encuestas, ya que el Factor Manes parece no repuntar como esperaban pese a la inyección publicitaria que se le viene dando en medios y redes. A esta altura del partido, y a dos semanas de las PASO, la UCR pensaba otros números que por ahora no ven en ninguna encuesta.

«Cuando el fenómeno político explota, explota fuerte de entrada, no es una explosión en cuotas. Creemos igualmente que algo puede crecer», le dijo a este medio un resignado dirigente histórico de la UCR.

Por ese motivo, lo que viene haciendo el legislador provincial Pérez es poder potenciar lo local, circunscribiendo la elección, y mostrándose activo. El lunes estuvo en la obra de Martiniano Molina en Don Bosco, y este jueves hará lo propio en el Comité de la UCR, con la visita de Danya Tavella y Pablo Domeniccini. Martín Lousteau fue invitado pero no estará.

El viernes 20 abrirán la Casa Radical en Solano, en 845 al 2200, detràs del Hospital Oller, la que estará bajo la órbita de Juliana Salguero, cuarta precandidata de la lista.

Asimismo, para ver de repuntar lo meramente local, Pérez y Cía están intentando convencer a Manes de bajarlo a Quilmes el próximo lunes 23. Aún nada definido.