La Secretaría de Energía planteó hoy ajustes en las distintas etapas de transporte y distribución de electricidad para que se reflejen en un incremento de "entre el 17% y el 20%" en la tarifa establecida en la factura de los usuarios. Darío Martínez planteó como premisa el "compromiso" del Gobierno para que "los aumentos tarifarios siempre sean inferiores a la evolución de los salarios".

El director nacional de Regulación del Mercado Eléctrico Mayorista, Marcelo Positino, afirmó al exponer en el inicio de la audiencia pública para analizar las propuestas de un nuevo cuadro tarifario provisorio para las distribuidoras Edenor y Edesur, que operan en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) bajo la órbita del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) "Se plantea la fijación de precios que se defina de forma tal cuyo impacto final en las facturas de los usuarios oscile entre el 17% y el 20%".