El Concejo Deliberante de Quilmes aprobó la cesión de importantes tierras municipales en la zona ribereña para el desarrollo de un Complejo Deportivo del Sindicato de Comercio de Quilmes. Fuerte malestar en la oposición

 

Sin mediar medias tintas y bajo el fuerte cuestionamiento de la oposición, el multimillonario secretario General del Sindicato de Comercio de Quilmes-Berazategui-Florencio Varela, Roberto “Mata” Rodríguez, logró que el Concejo Deliberante aprobara el proyecto que cede importantes tierras municipales en la zona ribereña para el desarrollo de un Complejo Deportivo de uso exclusivo para los afiliados al Gremio, y el “libre” acceso a la comunidad.

Ante la firma del intendente Martiniano Molina a la derogación de la norma, el Sindicato de Comercio de la Región podrá comenzar a hacer uso de la concesión y ocupación del Predio por el plazo de 25 años. Tiempo, en el que el controvertido gremialista desarrollará un centro de actividades deportivas y recreativas en el predio municipal que perteneció al camping del Automóvil Club Argentino (ACA) y, posteriormente, al vivero municipal sobre La Ribera. Predio ubicado en avenida Italia en la prolongación virtual de la calle -3- Matheu sector de La Ribera de Quilmes, designado Catastralmente como Circunscripción I, Sección D, Fracción I, Parcela 1a (parte) Fracción A, plano interno de la Dirección de Catastro del año 1972, y es de propiedad de la Municipalidad. En la ordenanza sancionada por el cuerpo se establece que en el centro de actividades deportivas y recreativas contará con canchas de fútbol 11, piletas, baños y vestuarios, circuito destinado a actividades deportivas, construcción de quinchos y parrillas familiares, construcción de confitería y proveeduría, construcción de área de acampe, construcción de muelle para actividades deportivas acuáticas, construcción de cabañas y pasarelas de circulación hacia la zona de cabañas, entre otros.

Ante esta cesión, el Centro de Empleados de Comercio de Quilmes deberá garantizar el acceso “libre” a todas las personas domiciliadas en Quilmes y a todos los empleados de la Administración Pública Municipal, durante todos los años de vigencia de la concesión.

Este último dato no pasó desapercibido para la oposición, quienes, en su mayoría, votaron en contra de la normativa. Fue el propio concejal Angel García quien reclamó la gratuidad del acceso a la comunidad al lugar, e hizo un paralelismo con la situación que atraviesa el Pejerrey Club: “Hacen pagar el estacionamiento, y no se sabe quién se lo queda”.

Así están dadas las cosas. El millonario gremialista logró la concesión del predio por 25 años. Algo que no cualquier sindicalista de la región pudo. Norma que se da ante las fuertes relaciones que “Mata” pudo cosechar en estos largos años.

 

Sindicalista millonario, excéntrico y bien panqueque

Es el típico sindicalista del Conurbano Bonaerense que empezó a armar su riqueza en los años ’90, manteniendo después su fortuna a lo largo las administraciones cualquiera sea el color político; sin escrúpulos, referen-ciado en uno de los más desprestigiados dirigentes gremiales del paìs, como Armando Cavalieri, el ‘Mata’ Roberto Rodríguez es un amante de los autos de lujo, en su mayoría vehículos que superan los 50 mil dólares como Mercedes Benz y Audi, sus marcas preferidas, la cría de faisanes pa-ra exportar y las veladas boxísticas en Las Vegas, donde suele viajar ha-bitualmente.

Gustitos son gust itos

Suele tener sus pasajes a cada Mundial para él y toda su familia; viajes exóticos a rincones del mundo exclusivos sólo para gente rica; ring side en Las Vegas; carreras de autos en Mónaco, otra algunas de las delicias del “Mata” Rodríguez ya documentadas.

Así, la vida del Secretario General del Sindicato de Empleados de Comercio de la zona sur, camuflado en medio de un Conurbano donde suelen abundar este tipo de personajes, que suelen engolosinarse con lujos, prebendas y el permanente coqueteo con el poder de turno desde hace años. La nece-sidad imperiosa para seguir sosteniendo ese imperio de fantasía.