El presidente Alberto Fernández presentó una lista de unidad y será el presidente del PJ. La vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga, y las diputadas Cristina Álvarez Rodríguez y Lucía Corpacci serán las vicepresidentas del partido, junto con Manzur y Kicillof. El dato saliente, por fuera de la rosca política, es que la militante Florencia Hernández es la más joven del listado, con 22 años. Integrante de La Cámpora, es estudiante de Ciencias Políticas y responde a la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza.

Con un criterio de paridad de género, la lista consensuada se completa en los primeros diez lugares con el titular de la CGT, Héctor Daer; la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la intendenta de General Roca (Río Negro), María Emilia Soria.
Entre los funcionarios nacionales se encuentran, además de Cafiero, los ministros Eduardo ‘Wado’ de Pedro (Interior) y Agustín Rossi (Defensa); los secretarios Julio Vitobello (General de Presidencia), Fernando Navarro (Relaciones Parlamentarias) y Guillermo Oliveri (Culto); la directora ejecutiva de Anses, Fernanda Raverta; la titular del Consejo Federal de Políticas Públicas, Victoria Tolosa Paz.
Los representantes del movimiento obrero en el PJ serán: Daer, Hugo Yasky (CTA), Pablo Moyano (Camioneros), Víctor Santa María (Suterh), Antonio Caló (UOM) y Ricardo Pignanelli (Smata).
Los gobernadores, el movimiento obrero, el PJ bonaerense, La Cámpora y movimientos sociales, sumados a dirigentes de trayectoria en el justicialismo, negociaron durante meses para confeccionar la nómina unitaria

Los gobernadores que se encuentran incluidos, además de Kicillof, Manzur y Kichner, son: Omar Perotti (Santa Fe); Gustavo Bordet (Entre Ríos); Ricardo Quintela (La Rioja); Sergio Uñac (San Juan); Raúl Jalil (Catamarca); Sergio Ziliotto (La Pampa); y la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario.
Parte del acuerdo incluye también a los intendentes de la provincia de Buenos Aires Gustavo Menéndez (Merlo), Fernando Espinoza (La Matanza) y Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas).
Entre otros dirigentes históricos del justicialismo aparecen el exgobernador pampeano Carlos Verna y José Luis Gioja, actual presidente del partido y diputado nacional.
Gioja tuvo a su cargo la tarea de encabezar al partido a lo largo de toda la gestión de Mauricio Macri y en el primer tramo de la administración del Frente de Todos.

El calendario

En el calendario electoral está previsto que los comicios sean el 21 del próximo mes, pero como no se realizaría el acto electoral por haber solo una lista, Fernández asumiría en esa fecha como nuevo presidente del PJ en reemplazo de Gioja, quien condujo al PJ desde principios de 2016.
En términos administrativos, hubo otra lista presentada en la sede porteña del PJ nacional -Matheu 130- que es encabezada por el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien mantuvo su voluntad de presentar una nómina propia, a la que sumó a la dirigente jujeña Milagro Sala como número 2, seguida por dirigentes como el exvicegobernador bonaerense Gabriel Mariotto, y la esposa de Julio De Vido, Alessandra Minnicelli.
Sin embargo, desde la estructura del partido ya señalan que “hay ciertas irregularidades” en la presentación de la lista y se espera que en los próximos días la Junta Electoral la rechace y solo oficialice la de Unidad y Federalismo, por lo que no habrá contienda electoral.
Otro sector que hasta último momento cumplió con todos los trámites para presentar una lista propia fue el que encabeza el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni, quien presentó la nómina, luego la retiró y este martes se confirmó que figura como candidato a consejero por el oficialismo.
Además de establecer un criterio de “amplitud y representatividad plural” en la lista oficialista, desde Casa Rosada surgió la recomendación de que la elección partidaria “no debe hacer mucho ruido” y hasta consideran conveniente que “pase casi desapercibida” para la opinión pública porque lo importante es la campaña de vacunación contra la Covid-19.
Por eso, se espera que no haya un acto de asunción de Alberto Fernández como presidente del PJ nacional en el que cuente con la tradicional liturgia peronista, sino que la renovación de autoridades partidarias en un año electoral y signado por la pandemia, será “casi un trámite administrativo”.
Los mandatos de la actual conducción partidaria vencieron el año pasado pero se fueron prorrogando debido a la pandemia de coronavirus, al igual que el caso del PJ porteño, que también logró un consenso en una lista única que lidera el senador nacional Mariano Recalde.