Acompañado por el secretario de Salud local, Luis Parrilla, el intendente Jorge Ferraresi, suscribió un acuerdo con las autoridades del Colegio de Farmacéuticos de la ciudad, por lo que los vecinos podrán llevar sus medicamentos vencidos a los locales adheridos con el objetivo de que se les dé un correcto tratamiento ambiental en su disposición final.

De esta manera se limita el riesgo contaminante de estos materiales patógenos, se evita la adulteración de los mismos y se fortalece el rol que ofrecen las farmacias barriales, las que así mantienen vivo su papel educativo para con el entorno barrial y su comunidad.

Junto a Ferraresi firmó el convenio la presidenta del Colegio, Maricel Perregrini, quien destacó la importancia del trabajo articulado con las distintas áreas municipales de Salud, además de agradecer al intendente por su predisposición para llevar adelante esta iniciativa.