Ante el avance de la segunda ola de Covid en el Area Metropolitana Buenos Aires (AMBA), funcionarios nacionales, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de la Provincia, vuelven a reunirse para establecer conjuntamente las restricciones que pongan un freno al crecimiento de casos que se producen y que pone en jaque esta “normalidad” que hasta hoy disfrutamos.

Según trascendió, la Provincia apunta como principales causales de contagio la nocturnidad, el transporte público y las reuniones sociales. Hechos que son debatidos conjuntamente con el gobierno Porteño, quienes no quieren avanzar en poner un freno en la economía: principalmente en las actividades productivas, pero sí estaría de acuerdo en la limitación de horaria en la nocturnidad.

Los especialistas señalan que para que funcionen las medidas, se deberán adoptar conjuntamente. Por lo que en la reunión de Casa Rosada se debaten restricciones en la nocturnidad y en el transporte público entre las 22 y las 6 am (propuesta Bonaerense) o entre las cero y las 5 am (propuesta CABA), pero no un cierre total de la economía. Medida que en un principio sería por las próximas dos semanas.

A diferencia de lo que sucede en el Conurbano Bonaerense, trascendió, que aún los números epidemiológicos de CABA no se encontrarían al límite, por lo que se busca que se aumenten los controles pero señalan que hay tiempo para endurecer restricciones.

Otro de las principales problemáticas que deben ser atacadas con fuerte presencia del Estado son las fiestas clandestinas que se producen en parque y predios del AMBA.

Del encuentro, participaron los tres jefes de Gabinete, Santiago Cafiero, Carlos Bianco y Felipe Miguel; y los referentes de los ministerios de Salud, Carla Vizzotti, Nicolás Kreplak (viceministro de Daniel Gollán) y Fernán Quirós.