La organización de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MuMaLá) publicó su informe con el estado de situación respecto de los femicidios en Argentina. En los primeros seis meses del año se registró uno cada 29 horas, es decir 143 casos.  

Dentro de ese número se encuentran las 80 mujeres asesinadas durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio. El 20% de las mujeres asesinadas había hecho denuncias previas por violencia y que el 36% de los asesinatos ocurrió en la vivienda de la víctima, mientras que un 32% sucedió en la vivienda que esta compartía con el victimario.

Del total de hechos, 128 son femicidios directos, hubo 7 femicidios vinculados de niñas y 6 femicidios vinculados de niños, al mismo tiempo que se registraron 2 travesticidios y 18 casos que están en proceso de investigación.

Asimismo, se registraron 135 intentos de crímenes mediados por violencia de género, mientras que sólo en contexto de aislamiento social, preventivo y obligatorio, mataron a 80 mujeres.

Por otro lado, el 41% de los femicidas mantenía un vínculo de pareja con la víctima, el 22% de los victimarios habían sido pareja, el 13% era familiar, y solo un 12% eran desconocidos. Además, los femicidios dejaron a 177 niños, niñas y adolescentes sin madre.