En medio de la pandemia y, como si fuera poco tener que lidiar con esta, un grupo especulador intento hacer un golpe financiero al Gobierno Nacional especulando y llevando el precio del dólar a valores estrafalarios para así forzar una gran devaluación sin que nada les importe el hambre y la miseria que eso le provocaría a nuestro pueblo (total, como dijo alguien en su momento, es “sangre de gaucho y no vale nada”).
El verdadero precio del dólar (o de cualquier moneda fuerte, llámese Euro, Yuan, Libra Esterlina, etc) se mide principalmente contra la depreciación de otra moneda, en este caso el peso Argentino. Si repasamos la historia reciente, nuestro país tenía en 2015 un dólar oficial equivalente a diez pesos de nuestra moneda nacional. Siendo sinceros, ese precio estaba sostenido mediante el cepo cambiario impuesto por Guillermo Moreno y el manejo del Indec, debiendo ser un 40% superior. Mauricio Macri asume entonces el 10 de diciembre de 2015, y el 17 del mismo quita el llamado cepo cambiario, provocando instantáneamente que el dólar pase a valer 14 pesos.
Ahora bien, aquí hay que detenerse y hacer una cuenta realista en base a la inflación y por lo tanto cual es la verdadera depreciación de nuestra moneda. Tenemos entonces, como dijimos, a fines de diciembre un dólar a 14 pesos. A ello hay que sumarle la inflación de 2016 (41%), que lo lleva a $19,74; la inflación de 2017 (24, 60 %), que lo lleva a $24, 60; la de 2018 (47,6%) que lo lleva a $36,29; la del 2019 (54, 80%) que lo lleva a $55, 82 y finalmente la del 2020, que hasta el 30 de agosto fue de 21, 5%. El total da $67, 82 pesos. Siendo generoso y tomando en cuenta el retroceso comercial por la pandemia del 20% del PBI anual, el riesgo pais y la incertidumbre podríamos hablar de un dólar exageradamente alto en 100 pesos.
Como logran esto ciertos grupos económicos, medios de comunicación, especuladores, exportadores de granos, alimentadores compulsivos de una división llamada grieta que nos está desangrando como sociedad? Como llevaron un dólar paralelo a la friolera de $195 pesos? Como en dos semanas bajo a $151? (vale decir que hay quienes ganaron el 40% en dólares en apenas siete días.
El gobierno nacional no puede permitir que un grupito de antipatriotas se alimenten como sanguijuelas de la sangre del pueblo. En lugar de marchitas de vehículos contra las vacunas, una supuesta restricción de la justicia o la defensa del grupo estafador de Vicentino, reaccionemos y unámonos o hagamos tronar el escarmiento.
Armando Bertolotto, Frente Renovador.