Junto a nuestro Secretario General de ATE Quilmes, Claudio Arévalo, trabajadores organizados en ATE brindaron junto a trabajadores de la ex-Imprenta Pellerano que están en conflicto hace más de dos años y que acampan en la puerta del edificio de la Imprenta desde hace casi nueve meses en lucha para poder mantener sus puestos de trabajo. “Como trabajadores estatales estamos esperanzados en que el nuevo Gobierno se ponga al frente de la necesidad de toda la clase trabajadora e intervenga para resolver este conflicto y tantos otros que hay en nuestro distrito, como por ejemplo,  el de Kimberly Clark o Ansabo. No tenemos dudas que con los trabajadores y las trabajadoras un Estado popular es posible”, dijo Arévalo.