“Es un hecho fundamental para nuestra gestión. Logramos, a través de la firma de las autoridades del Ministerio de Educación, un compromiso serio que permite el pase a planta interina de los 53 trabajadores y trabajadoras del Personal Administrativo y de Servicios (PAS) que estaban con contrato de servicios”, señaló el rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Alejandro Villar. Y brindò todos los detalles del acuerdo del que participan la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) y la Federación Argentina del Trabajador de las Universidades Nacionales (FATUN).

Tras el acuerdo con la SPU y la FATUN se efectuarà el pase a planta de todos los miembros del PAS que estaban contratados.

Los primeros 30 serán incorporados a partir del 1° de julio y los 23 restantes a partir del 1° de marzo del 2022. Y se indicó que “serán ordenados por estricto orden de ingreso, es decir, aquellos que celebran sus contratos desde hace más tiempo accederán en la primera tanda y luego se completará con la segunda. La SPU financiará el 50% del costo del pase a planta y la UNQ se encargará del otro 50%. Todo esto se produce en el marco de la paritaria nacional y local”.

Al hablar de los beneficiarios de la medida, Villar indicó que “Hasta el momento tenían contratos de servicios que se renovaban cada seis meses con algún tipo de incremento. Eran monotributistas pero, a partir de ahora, pasarán a integrar la planta interina primero y luego la permanente. Ello implica que tendrán 13 salarios, obra social y los beneficios de los que disponen el resto de los trabajadores y trabajadoras de la Universidad que ya se encontraban en relación de dependencia. Se trata de mejoras sustanciales”.