Siguen a la espera que se les renueve el contrato en la Municipalidad de Quilmes, por lo que en momentos en que los municipales comenzaron a cobrar sus salarios instalaron una mesa con una urna para pedir colaboración y poder sobrellevar la espera de ser reincorporados. Colaboración que realizan los propios municipales, funcionarios y concejales. Mientras tanto, ATE Quilmes continúa negociando por la reincorporación de los empleados.