Miles de trabajadoras y trabajadores de la economía popular, movilizamos la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios-COPAL a exigirle que bajen los precios, que no se hagan los vivos.
Se nos ríe en nuestra cara, Federico Braun, diciendo que su empresa “remarca precios todos los días”. Esto a costa de las familias más humildes.
Con la comida de los trabajadores y trabajadoras no se jode, estamos en alerta y movilización para exigirles a los grandes concentradores de precios, que dejen de especular mientras los de abajo luchan para poder darle de comer, a sus familias dignamente.
La Anónima cerró su ejercicio económico en el 2021 en
$ 132.460 millones, con 162 supermercados en 10 provincias, además de negocios frigoríficos, posee también una tarjeta propia de compras, empresas de ventas online. Es parte de un sector del capital financiero que son formadores de precios.
Los trabajadores y trabajadores de la economía popular somos parte de la solución, debemos conformar una empresa nacional de alimentos, con participación de los movimientos sociales y el gobierno, tenemos que ir en esa dirección.

UTEP Evita Quilmes
Florencia Bravo Héctor Morilla