Tras el desalojo de 136 familias que fueron estafadas en su buena fe, reclaman al intendente de Florencio Varela, Andrès Watson, que los asista para poder concluir el sueño de la casa propia.

Los lugareños denunciaron que fueron estafados, y que una empresa española reclama las tierras que les pertenecen. Hecho por el cual fueron desalojados y no pueden continuar con la edificación de sus casas.

Al momento, apenas unas unas seis familias se reunieron con el mandatario comunal y tras el encuentro catalogaron las palabras de Watson como de “càscara vacìa”.