El dato no pasó desapercibido, en los últimos tiempos varias fueron las clínicas o sanatorios prestadores del servicio de PAMI debieron cerrar sus puertas ante las deudas mantenidas con la obra social de los jubilados. Siendo el PAMI el 80 por ciento de la ocupación de la prestación.

“Ellos tienen que entender que si tenés una clínica que labura el 80% con vos. tendrían que cuidarla. Por algo todas las clínicas que cerraron eran las que trabajaban con PAMI”, explicó un administrador de una importante Clínica de la Zona Sur.

La frase no pasó desapercibida, por lo que al querer conocer qué sucedió en el último tiempo se enumeró una gran cantidad de prestadoras que dejaron de serlo.

Entre ellas se encuentran las históricas que y eran PAMI dependiente: la Clínica San Ramón, Santa María, Clínica Privada de Florencio Varela, Clínica María Mater de Florencio Varela, Clínica San Martín de Ezpeleta, Policlínico de Don Bosco.

Otras que ante esta situación y para no cerrar el establecimiento decidieron dejar de atender desde hace tiempo por PAMI: Sanatorio Bernal, el Instituto Médico de San Francisco Solano, entre otros, y se aseguró que hoy están mejor.