Están cansados de los olores nauseabundos existentes en el barrio. Situación por la cual, al enterarse de la apertura de la tercera grasera en Valentín Alsina decidieron ponerse firmes y movilizarse a la puerta de la planta industrial adquirida por el Grupo Beltran y del palacio municipal.

Los vecinos ya saben que la empresa cordobesa Grupo Beltran instalará en el predio de cinco por diez cuadras, ubicado en las calles Carlos Pelegrini y Coronel Millan, tres plantas: Una grasera, una aceitera y una de margarina. Hecho por que decidieron comenzar a movilizarse para poner un freno a los fuertes olores que no los deja “vivir”.

En diálogo con este medio, los vecinos contaron que los olores son tan fuertes que no pueden estar en los patios o en las calles. Y remarcaron que no los deja respirar, y que ningún organismo del Estado dio respuesta a sus necesidades.

En la zona se encuentran una escuela, un jardín de infantes, un club y una sociedad de fomento, entre otras instituciones barriales que se ven afectadas ante los olores nauseabundos.

Detallaron que en una reunión mantenida con funcionarios municipales estos les recomendaron hacer el reclamo en el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), quienes tienen jurisdicción en el lugar.

En tanto, comentaron que al reclamo se siguen sumando vecinos, y que por estas horas ultiman una gran movilización en la puerta de la planta industrial que en breve abriría sus puertas.

También señalaron que algunos vecinos han recibido amenazas telefónicas para que dejen de manifestarse. Hecho de extrema gravedad que aún no fue denunciado.