Indignación de empresarios del Parque Industrial por deuda millonaria de la Unión Industrial de Quilmes de 155 millones a ARBA y pedido de remate

Cada día más empresarios del Parque Industrial de Quilmes (PITQ) suman su preocupación e indignación con los manejos que vienen teniendo el presidente del predio, Ignacio Carpintero, y la Unión Industrial de Quilmes (UIQ), cuyo mandamás Horacio Castagnini, por la exorbitante deuda de ARBA que han contraído a raíz no solo por un manejo negligente sino además se han efectuado ventas de parcelas con el objetivo de hacer frente al pago DEUDA DE ARBA Y MUNICIPAL sin que se halla realizado pago alguno de los impuestos. Es por ello que varios propietarios han efectuado presentaciones judiciales solicitando las correspondientes rendiciones de cuentas tanto a la UIQ ( Horacio Castagnini ) y al concejo de administración del PITQ (Ignacio Carpintero), sumado esto a que ya fue dictada la sentencia de trance y de remate del predio de casi 1.800.000 metros cuadrados ubicados en Bernal Oeste y que alberga a más de cien empresas.
Lo llamativo es que el abogado Nestor ciabattoni que representa UIQ y al PITQ no contestó ningún requerimiento judicial de ARBA, agravando con ello la situación judicial de cientos de empresas del PITQ que estaban esperanzados en la obtención de sus respectivas escrituras de propiedad, por lo tanto varios empresarios lo demandaron penalmente al citado profesional y a la UIQ con innumerables juicios de escrituración. Sólo la deuda de ARBA, tomada al 10 de diciembre de este año, asciende a la friolera de más de 155 millones de pesos sin contar las costas y demás gastos causídicos, y en el expediente judicial de apremio contra la controvertida Unión Industrial de Quilmes, ya fue propuesto Eduardo Quiroga como martillero y designado como oficial de justicia exclusivo para llevar a cabo la diligencia de remate.
Ante las irregularidades llevadas adelante por la UIQ y los integrantes del consejo de administración del Parque Industrial llevaron a este desastre.