En el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez, el intendente Martiniano Molina recibió en Bernal a la gobernadora de la provincia María Eugenia Vidal, y a la diputada nacional Graciela Ocaña, para compartir, junto a más de 150 adultos mayores, una jornada de reflexión.
“La violencia, el maltrato y la falta de respeto duelen siempre. Pero duele mucho más cuando el que está del otro lado es un niño o es un adulto mayor”, afirmó Vidal, quien agregó que “la Argentina que debemos recuperar es la que nos enseñaron nuestros abuelos, la del mérito, el trabajo y el esfuerzo”.
A su vez, la Gobernadora destacó que todos tenemos una tarea, la de “lograr que no haya un solo adulto mayor que se sienta solo en la provincia de Buenos Aires y en la Argentina”. “No es solamente una obligación cuidarlos -amplió- sino que es una deuda que tenemos que saldar por lo que hicieron por nosotros, por lo que nos enseñaron, por el esfuerzo que hicieron durante toda su vida”.
Al tomar la palabra, Molina aseguró “que todos tenemos que sumarnos al trabajo por la no violencia en todas las áreas y poner un gran esfuerzo. Cuando visité un colegio en Japón, en la época que jugaba al handball, vi que los chicos comparten el espacio verde con los centros de jubilados, y en los momentos libres interactúan con los abuelos. De ahí nace el respeto que tienen en oriente por los adultos mayores. Es algo a imitar, creo que vamos por buen camino”.
“Hay que estar cerca de los adultos mayores, para asistirlos, para llevarles soluciones, integrarlos, respaldarlos. Pero también para escucharlos, porque suelen ser una voz sabía que aporta claridad conceptual y reflexión, sobre todo en momentos turbulentos”, dijo.
El evento, que tuvo lugar en el Centro de Producción Audiovisual Leonardo Favio -Chacabuco 600, Bernal-, contó con la participación de centros de jubilados de Quilmes, San Fernando y Hurlingham. El propósito de la misma fue generar una jornada de sensibilización acerca del abuso y maltrato hacia las personas mayores.