En momentos que las operaciones estaban a la orden del día en las redes para intentar devaluar la intención reeleccionista del intendente Martiniano Molina, sin aviso previo la gobernadora María Eugenia Vidal aterrizó en Quilmes para  recorrer colegios en obra junto al propio Molina, a quien llamó por teléfono un rato antes. La recorrida no hizo más que confirmar por enésima vez quién llevará la boleta de Cambiemos en las elecciones generales de octubre.