Los efectivos bonaerenses Marcelo Ampuero y Ezequiel Guzmán son los principales imputados en el Juicio Oral y Público que comenzará este jueves 21 en el Juzgado Correcional Nº5.

Pablo Fernández, un joven de la IAPI, que el 17 de octubre de 2018, se encontró en el lugar equivocado y en el momento equivocado. Tenía 17 años, y recibió una fuerte golpiza de los policías, que incluyó itakazos y patadas de borceguí en la cara, cuando fue confundido con delincuentes. La secuencia fue filmada y trascendió a nivel nacional vía redes sociales.

Conocidas las imágenes, el entonces ministro de Seguridad Bonaerense, Cristian Ritondo, paso a disponibilidad a los efectivos. Aquella mañana, Ampuero y Guzmán buscaban a unos jóvenes que habían robado un auto en Bernal.

En su búsqueda encontraron a Fernández en la zona de Iapi, y sin mediar palabra, le propinaron una tremenda golpiza que fue filmada por un vecino del lugar. Fernández nunca pudo ser relacionado de manera alguna con el robo del automotor.

Su familia, organismos de DDHH y organizaciones populares reclaman justicia y exigen condena a los policías implicados.