Numerosos ex trabajadores de El Bosque, el bailable quilmeño que anunció el cierre de sus puertas hace algunas semanas, siguen queriendo cobrar sus indemnizaciones dobles al ser despedidos en plena pandemia, y le siguen apuntando al Sindicato de Gastronómicos a los que acusan de haberlos “dejado en banda” y sin respuestas.

Esta mañana realizaron un video en la puerta del local, donde se ve a Martìn Fontana, una de las caras visibles de El Bosque, hablando con los trabajadores echados y reconociendo – se escucha claramente de su boca- que es el sindicato quien no deja que hablen son sus ex empleados. “Hay un arreglo entre ellos, sino no se explica como desaparecieron de un día para el otro, cuando decían que nos iban a defender, que es su tarea”, dijo Pablo a este medio.

Paralelemante, y ante estos dardos, El Suburbano consiguió la palabra de Carlos Santillán, secretario gremial de Gastronómicos de Quilmes. El gremialista, contradiciendo a los trabajadores, sostuvo: “Como Sindicato estamos al frente de los reclamos de los trabajadores de El Bosque, se llevó adelante una mediación con el Ministerio de trabajo donde en principio exigimos el pago del mes de abril y las indemnizaciones correspondientes de cada trabajador. Mes de abril que se abonó y hoy continuamos con el reclamo de la indemnización que corresponde a los trabajadores , estamos a disposición de los trabajadores”.