Fue en la noche del domingo 10 de enero, en la calle Formosa y Victorica de Bernal Oeste. Lo llamativo de este golpe comando es que los delincuentes actuaron con chalecos policiales.