https://youtu.be/tXTG-mxIU5g

La semana pasada no dudaron y tomaron el edificio de la Unión Obrera Metalúrgica seccional Quilmes-Berazategui-Florencio Varela. Ahora, los trabajadores de Gri Calviño volvieron a la sede de la UOM para continuar con su reclamo al secretario General, Francisco “Barba” Gutiérrez. Pero no solo se manifiestan en la puerta del gremio, también cortan las vías del ferrocarril Roca.

Están cansados de la indiferencia del “Barba” Gutiérrez, por lo que volvieron a la sede de Rodolfo López para exigir respuestas ante el despido de 36 metalúrgicos de la empresa varelense. Despidos laborales que podrían agravarse en las próximas horas con el fin de la conciliación obligatoria dispuesto por el Ministerio de Trabajo.

Casi en la misma sintonía a la de días pasados, los trabajadores de Gri Calviño aseguran que “la empresa hace lo que quiere, y el sindicato bien, gracias. Necesitamos un plan de lucha”.

Y no dudaron en afirmar: "En este camino y sin el apoyo de la UOM amenaza ser otra empresa cerrada. Y no es casualidad que otra empresa, donde el secretario de Organización de la UOM, Jorge Córdoba, toma participación del conflicto y termina en cierre, y quien dice que después no quieran hacerla una cooperativa".

Así, vuelven a expresar su necesidad de un fuerte plan de lucha que restablezca los puestos de trabajo perdidos.