El sábado a la mañana sucedió u violeto robo que tuco como protagoista a iu "trapito". Fue en el kiosco ubicado en Rivadavia entre Sarmiento y Paz, a la vuelta de la Comisaría Primera, cuando un 'cuidacoche' habitué de la zona, munido de un fierro largo amenaza y golpea al empleado, quien forcejea con el delincuente y consigue alejarlo del lugar.

El empleado es hijo del dueño quien sufrió algunas heridas y en el forcejeo posterior pudo sacarle el fierro al delincuente.
Al respecto del suceso el dueño señaló: Fuimos a hacer la denuncia a la Comisaría y nos dijeron que si mi hijo no tiene golpes visibles a los "trapitos" no se los puede meter presos porqué los respalda el sindicato donde están nucleados.