Por estas horas se cumple un año del brote de Covid19 que azotó Villa Azul, en Quilmes y Avellaneda. Uno de los conglomerados urbanos más grandes del país había sufrido las consecuencias, en aquel entonces, de la primer ola de coronavirus, con el preocupante panorama de cara al futuro. Por eso, pronto había que tomar una determinación, y así fue…

A partir de eso se empezaron a tomar en el barrio un conjunto de determinaciones polìticas en conjunto que nunca antes había llegado al barrio, que tuvo como primer instancia cercar para contener el avance del virus en ese lugar, hasta programas urbanisticos, sociales y educativos.

Esta mañana, en sus redes sociales, la intendenta quilmeña Mayra Mendoza recordó aquella intervención, una de sus primeras intervenciones fuertes apenas asumida en el cargo en la Municipalidad.

Ojalá pueda continuar la gran ayuda que necesitan estos vecinos. Falta muchísimo. Esto recién empieza. Pero al menos, sirvió para visibilizar un problema social y urbanístico que lleva años.