(por el periodista Guillermo Troncoso) Durante 5 días Edesur dejó sin servicio eléctrico a los vecinos de la zona oeste de Quilmes como también de Ezpeleta Oeste. Nadie atendió los reclamos de los lugareños que solo acumulaban números de trámites sin sentido ante call centers que repetían mensajes sistematizados que solo provocan bronca e impotencia en la gente.
Comerciantes que debieron tirar alimentos, vecinos buscando alternativas para higienizar-se y ancianos que no podían subir varios pisos fueron algunas de las peripecias que la gente debió tolerar ante la indiferencia de un monopolio conformado por la única empresa que brinda el peor de los servicios a pesar de los tarifazos avalados por un gobierno nacional que vive una realidad ajena a la del 80 por ciento de los argentinos.
A modo de ironía, Edesur le plantea a los clientes que realicen los reclamos vía internet, pero existe un pequeño detalle, sin servicio de energía no hay conectividad en las casas, la compañía plantea canales de reclamo ante una realidad ajena a la que padecemos los usuarios. Ojalá algún Defensor del Pueblo tome cartas en el asunto, vale recordar que en Quilmes hace años no funciona esa figura, lo cierto es que otra vez los que pagamos somos los “tontos” a los que nadie brinda respuestas…